domingo, 11 de octubre de 2015

UN PEQUEÑO PARAISO



La borda de Formigales es una pequeña construcción de piedra. Una antigua borda rehabilitada de 
75m2, con 1 Ha de terreno, aislada, en un entorno natural maravilloso, rodeado por campos, ríos, pantanos y montañas. Está construida con criterios de sostenibilidad y aprovechamiento de las energías renovables, de manera que está completamente desconectada de todo servicio externo. La energía se obtiene a partir de placas solares, el agua es recogida de la lluvia y almacenada en un depósito. La calefacción a través de radiadores en toda la casa se alimenta de una estufa/caldera de leña y pelets. Incluso dispone de lavadora, manual, que cumple una doble finalidad: hacer la colada y mejorar tus biceps.
Situada a los pies del Pirineo en el Valle de la Fueva, a 3 km de Tierrantona, un pueblo con todos los servicios (piscina, restaurante, panadería, alimentación) y a 16 Km de Ainsa, ciudad medieval declarada conjunto histórico artístico.
Pasar unos día o una temporada en esta casa es vivir la naturaleza, desconectar y disfrutar, adultos y niños de los muchos atractivos naturales del entorno.